Saltar al contenido

Preguntas y Respuestas

Estas preguntas y respuestas han sido seleccionada para ustedes ya que son muy frecuentes y me he dado cuenta que hay mucha preocupación por los amantes de las orquídeas. Espero ayudarte y si no es así, no dudes en preguntarnos.

¿Cómo saber cuándo tengo que cambiar mi orquídea de maceta?

Una Phalaenopsis recién plantada debe ser capaz de permanecer en su medio de crecimiento por lo menos dos años antes de tenerla que trasplantar. 

Cuando hay muchas raíces largas por encima del borde de la maceta significa que esta planta ha estado probablemente creciendo durante varios años desde el momento del último transplante.

Si tu planta no está en flor, es momento de trasplantarla, asegúrate de retirar todas las raíces muertas que suelen ser de color oscuro y blandas. Aveces pueden estar secas con una fibra que atraviesa el centro de la raíz. 

Para trasplantarla, centra la planta con toda sus raíces en la maceta y añade la corteza húmeda hasta que el nivel de la corteza este justo debajo de la parte inferior de las hojas. Espera una semana antes de reanudar el riego normal y la fertilización.

¿Con qué frecuencia debo fertilizar mi planta orquídeas? 

Asegúrate de utilizar un fertilizante para orquídeas y sigue las instrucciones de la etiqueta, en general, la mayoría de los fertilizantes de orquídeas recomiendan el uso de una vez al mes, fertilizar con menos frecuencia puede atrofiar el crecimiento e inhibir la floración. 

La fertilización muy frecuente puede quemar las raíces y las hojas e inhibir la floración también.

¿Qué debo hacer si mi orquídea Phalaenopsis deja de florecer en su etapa de floración?

Si tu planta está sana con hojas gruesas y verdes, corta el tallo de la flor justo por encima de un nodo y justo por debajo de la flor más baja, la planta con frecuencia sacará una nueva rama florida en ese mismo lugar.

Pero si tu planta tiene hojas finas o marchita o si la planta es pequeña con hojas entre 7 y 10 cm de largo, lo mejor es cortar el tallo de la flor hasta el fondo, por lo que la planta no se debilitará en si, y podrá florecer de nuevo e inmediatamente.

Por otro lado están las ramas, por lo que las nuevas tendrás que ir sujetándolas a medida que crecen. Recuerda que las orquídeas tienen un crecimiento lento.

Tengo una orquídea en casa que no florece, ¿Qué puedo hacer?

La razón más común por la que cualquier orquídea no florece es por la falta de luz. Traslada tus plantas a una ventana donde reciban luz indirecta e intensa, fuerte y diaria. 

Si la ventana esta orientada al sur, es lo ideal, también puedes probar con una lámpara fluorescente colocada a unos 30 o 60 cm por encima del follaje, debes darle  luz entre 10 o 12 horas diarias.

También puedes estimular la floración de tu planta con un tratamiento frío y este debe aplicarse aproximadamente 4 semanas. Con este tratamiento ellas desarrollaran espigas de flores como respuesta al enfriamiento. La temperatura nocturna tiene que ser  por debajo de los 12 grados.

Después del tratamiento frío se debe elevar la temperatura de la noche hasta una mínima de 15 a 19 grados. Con esto es suficiente para lograr que vuelva a florecer.

¿Cómo saber si mi orquídea está recibiendo la luz adecuada?

Un buen indicador es el color de las hojas, en términos generales, las hojas deben ser de color verde en lugar de color verde brillante, el verde oscuro indica muy poca luz mientras que el verde rojizo indica demasiada luz.

La orquídea de mi ventana desarrolló súbitamente manchas negras en las hojas ¿Está enferma?

Si le pasa esto a tu planta, seguramente se debe a quemaduras solares, los días más largos y calurosos pueden aumentar la intensidad de la luz en tu ventana haciendo que las hojas se calienten demasiado y se quemen. 

Para corregir esto tendrás que trasladar a tu planta y colocarla detrás de una ventana o poner cortinas transparentes para ayudar a protegerla de la luz directa.

Mi orquídea ha estado en flor durante mucho tiempo y ahora parece estar formando una nueva planta en el tallo de la flor ¿Qué debo hacer?

En Hora Buena, con el cuidado adecuado tendrás una nueva planta idéntica en todos los sentidos a tu planta original, espera hasta que la nueva planta haya desarrollado un fuerte sistema de raíces. Estas deben ser una o dos por lo menos de 3 a 5 cm de largo.

Una vez que el sistema de raíz esté fuerte, ya podrás cortar cuidadosamente la plántula, llamada keiki, desde el tallo de la flor y ponerla en una  maceta pequeña de corteza de plántulas, después de un año a dos la podrás poner en una maceta de tamaño mediano, alternativamente, puedes ponerle musgos para orquídeas a tu keiki.

Asegúrate de darle la luz y el abono necesario en los primeros meses, una vez que la planta se haya establecido como lo demuestra  el aumento del crecimiento de las hojas, comienza con todas la fuerzas a fertilizar.

Espero que estos consejos  y respuestas te sean de gran ayuda para el cuidado de tus orquídeas. 

Si te gusta este hermoso mundo y deseas continuar tan solo debes tener en cuenta los factores más importante como la luz, la temperatura, la humedad, el riego y la fertilización y te garantizo que tendrás las orquídeas más bellas en casa.