Saltar al contenido

Cómo cuidar una orquídea Dendrobium Nobile

Como cuidar ORQUÍDEA DENDROBIUM

Planta de origen tropical, vive en un clima particularmente húmedo, que se podrá recrear vaporizando abundante agua en la parte más alta de la planta, tratando de evitar las flores.

¿Cómo y cuándo regar una orquídea Dendrobium Nobile?

La frecuencia será en días alternos en los meses de verano (incluso diariamente en caso de calor fuerte), y se reducirá a medida que la temperatura exterior descienda.

Por otra parte, la humectación radical debe reducirse y controlarse: pequeñas cantidades de agua tres veces por semana en verano, preferiblemente a primera hora de la mañana. Estos también deben reducirse con la llegada del otoño, hasta que sean casi inexistentes durante el invierno.

Si el riego es insuficiente o el clima es demasiado seco, se puede notar que el sistema radicular tiene una tonalidad gris plateada.

En este caso, se puede utilizar el riego por inmersión, colocando la planta en un recipiente lleno de agua, de modo que la maceta se cubra con líquido hasta la mitad aproximadamente. Dejar reposar media hora y luego colocarla en un recipiente vacío durante unas horas para que el exceso de líquido pueda escurrir y no provoque un peligroso estancamiento.

También te puede interesar

Aprende jardinería desde cero
Aprende a diseñar jardines verticales

¿Cómo cultivar orquídeas Dendrobium?

El Dendrobium prefiere una temperatura media-alta en la fase vegetativa (unos 24° C en verano) y una temperatura baja en invierno (10° C).

Además, aunque prospera en zonas muy luminosas, teme la exposición directa a la luz solar, responsable de las quemaduras en las hojas. Por lo tanto, preste especial atención a las puertas y ventanas por las que penetra la luz directa: puede ser excesiva para la planta.

Para establecer esto, puedes hacer esta sencilla prueba: acerque la mano al vidrio y observe cómo se proyecta la sombra en el área elegida. Si los contornos están limpios, la luz es demasiado directa, si los contornos de la sombra son borrosos, el área es luminosa pero protegida, y será perfecta para su Dendrobium.

La poda de hojas y flores no es necesario, ya que la planta eliminará las partes secas por sí sola. Puede ser necesario un adelgazamiento de las raíces, tal vez durante las operaciones de replantación.

Manipule la planta con mucho cuidado, compruebe el sistema radicular cortando sólo las partes secas y vacías. Límpielo cuidadosamente de la tierra anterior y replántelo, teniendo cuidado de no regarlo durante una semana, para evitar el desarrollo de moho.

Fertilización de la orquídea Dendobrium Nobile

Dado que la planta prefiere un suelo muy aireado y seco, formado en su mayor parte por grava o corteza, la fertilización se vuelve esencial.

Es necesario fertilizar mensualmente, preferiblemente añadiendo al agua de riego un producto comercial especial, o un fertilizante específico y equilibrado para las orquídeas, disponible en floristerías o centros de jardinería.

Se reanudarán en primavera y, si se quiere dar un mayor impulso a la floración, se debe utilizar un preparado específico, con dosis más altas de fósforo y potasio.

Enfermedades dendróbicas

En caso de enfermedad de Dendrobium, las hojas darán las primeras señales. El enriquecimiento, las manchas y la alteración del color son la luz de advertencia de una alteración en el estado de salud de la planta.

Los principales parásitos que atacan a las orquídeas son las telarañas rojas, los pulgones y los cochinillas, que las privan de la sangre vital.

Los tratamientos con plaguicidas no son bien tolerados por las orquídeas, por lo que se recomienda recurrir a pequeñas medidas preventivas, como la humectación de las hojas, o la eliminación mecánica de huéspedes no deseados, entendiéndose que en los casos más graves todavía será necesaria la intervención de un insecticida adecuado.

Incluso, algunos errores culturales pueden conducir al desarrollo de enfermedades: hongos, infecciones bacterianas y virales atacarán las hojas y las raíces.

Este es especialmente el caso cuando hay estancamiento y, por lo tanto, el exceso de agua no está libre para fluir, o si no se han utilizado herramientas limpias para las operaciones de poda.

Estas infecciones, aunque latentes durante años, cuando aparecen, son a menudo incurables. Por lo tanto, es aconsejable utilizar sólo herramientas limpias con alcohol para la poda, y asegurar un drenaje adecuado con el uso de una capa de arcilla expandida.

De esta manera ya sabes como cuidar orquídeas Dendrobium Nobile. Si te gustó esta publicación, no olvides compartir en tus redes sociales.