Saltar al contenido

Orquídea Cattleya

ORQUÍDEA CATTLEYA

Las orquídeas cattleya pueden ser monofoliadas o bifoliadas, dependiendo del número de hojas de la planta.

✅  Las del primer grupo tienen tallos más altos (hasta 1 m) y producen flores más grandes y llamativas.

✅  La orquídea Cattleya Bifoliata, por otro lado, se caracteriza por tener flores más pequeñas y delicadas.

Todas tienen hojas en forma de cinta, arqueadas, correosas, de color verde brillante; las raíces son rizomatosas y de ellas parte una pseudobulbo erguida, a la que se adhieren las hojas.

La estructura de la orquídea cattleya significa que de su tallo podemos distinguir las generaciones de la planta; retrocediendo horizontalmente, de hecho, podemos ver un tallo floreciente precedido por uno sin flores, ya que es más antiguo y, por lo tanto, ya tocado.

También te puede interesar

Aprende jardinería desde cero
Aprende a diseñar jardines verticales

Cultivo de las orquídeas Cattleya

Contrariamente a lo que mucha gente piensa, que las orquídeas son delicadas y difíciles de cultivar, la orquídea cattleya es una planta rústica, que requiere poco cuidado y puede ser confiada incluso a manos inexpertas. 

La orquídea cattleya necesita una posición luminosa y temperaturas constantes, alrededor de 20/25°C, sin cambios particulares de noche/día.

El riego debe ser regular pero reducido, prestando atención a evitar el estancamiento del agua; lo ideal es la frecuente vaporización de los tallos y del sustrato.

Fertilización

La orquídea cattleya necesita ser fertilizada constantemente, aproximadamente cada 20 días, con un compuesto de nitrógeno, fósforo y potasio, para ser administrada en diferentes concentraciones dependiendo del período:

✅  Para facilitar la recuperación vegetativa, aumentar la cantidad de nitrógeno.

✅  Durante la floración, disminuir el nitrógeno y aumentar la concentración de potasio.

✅  En los otros períodos, administrar un compuesto de las sustancias en partes iguales. El fertilizante debe diluirse en el agua de riego, teniendo la previsión de humedecer primero el sustrato de la orquídea cattleya con agua solamente, para evitar concentraciones de sales que puedan dañar las raíces.

Además, cada 4/5 fertilizaciones, regar algunas veces con agua solamente, para diluir las sales concentradas en el sustrato.

Replantación

Las orquídeas cattleya deben ser replantadas cuando el sustrato se ha deteriorado o si la maceta se ha quedado pequeña. El mejor momento para hacerlo es durante el reinicio vegetativo, cuando la planta pone nuevas raíces.

Como ya se ha dicho, será necesario prestar especial atención en la elección del sustrato. Si, en el momento del trasplante, las raíces deben estar unidas al recipiente, sumerge la maceta en agua ligeramente tibia durante 30 minutos.

El rizoma debe ser colocado horizontalmente, en el borde de la maceta, dejando espacio entre el borde y las raíces. Después de trasplantar, espere 2/3 semanas antes de regar la orquídea cattleya, para que las raíces se acostumbren al nuevo contenedor.